JUNG Y EL YOGA
Una aproximación en la situación de pandemia.
A cargo del Dr. Bernardo Nante


Actividad vía Instagram para Shala Luna (Centro de Yoga)@shala_luna
También podrá seguirse a través del Instagram de Vocación Humana @vocacionhumana

En toda situación límite -como de alguna manera lo es una pandemia- es menester abocarse también al cuidado de la propia interioridad no solo para bien propio sino también para beneficio del prójimo. La antigua tradición del yoga, en sus múltiples variantes, invita a cultivar el dharma o el propio dharma (svadharma), la más profunda virtud y misión, mediante ejercicios físico-psíquico-espirituales. C. G. Jung reconoce el valor sublime del yoga -en particular su eficacia para trabajar lo inconsciente- aunque advierte que el occidental solo puede enriquecerse debidamente de su sabiduría si respeta su propia idiosincrasia cultural. Esta situación de limitación y encierro, propia de la pandemia, puede ser una invitación para recordar más nuestra misión; incubando y desplegando potencias creativas de nuestra psique.

 

Via Instagram